lunes, 16 de febrero de 2009

3 comentarios:

un tordo dijo...

¿será que conocer de la tristeza ajena alivia la propia, y viceversa?

vestir la sombra dijo...

¿será que la imágenes fuertes son para decorar lo convulsionado urbano?

No haría contraste.

¿Tendremos que volver a lo pink para equilibrar la realidad actual, la que nos niega y no pide muciélagos?

Jorge Ampuero dijo...

Interesante. De algún modo hay que matar la carne y la grasa con mayor razón.

Saludos...